Toda interacción con el sistema médico está regida por derechos nuestros y de nuestrxs hijxs, que se traducen en deberes del personal de salud. En Argentina esos derechos generales se enmarcan en la Ley 26529 de Derechos del Paciente. En lo referente a los procesos de embarazo, parto, posparto y nacimiento existe además la Ley 25929, conocida como de Parto Humanizado. Cualquier acto de violencia ejercida por el/los efector/es de salud dentro de esta atención se considera Violencia Obstétrica, modalidad consignada en la Ley 26485 de Protección Integral a las Mujeres. Todo lo anterior además se enmarca en los derechos, deberes y garantías que expresa la Constitución Nacional, las leyes generales de protección de Derechos Humanos de la ciudadanía, las guías de atención médica del Ministerio de Salud de la Nación y las recomendaciones de la OMS.